Liberalización de peajes en autopistas españolas para 2019

0 Flares Filament.io 0 Flares ×

Comienza el año y muchas son las novedades y los retos en el plano logístico y de transporte de mercancías, pero uno de los proyectos que más satisfacción puede proporcionar a transportistas y operadores es el plan de liberalización de peajes que se va a llevar a cabo durante 2019-2021.

 

Muchas de las concesiones por las cuales se estaban pagando por el uso de las autopistas acaban este mismo año, y no entra dentro de los planes actuales del gobierno renovarlas, por lo que serán varios los tramos que este mismo año  y a partir de 2021 que podremos disfrutar sin tener que pagar por ellos, mejorando así el tiempo y las comodidades en la entrega. ¿Cuáles son los tramos donde se va a llevar a cabo una liberación de peajes en autopistas españolas?

 

Tramos donde se va a llevar a cabo una liberación de peajes en autopistas españolas

 

AP-1 (tramo entre Burgos y Armiñón)

 

Es el primer tramo que ya, desde finales de noviembre de 2018, se encuentra liberalizado. Es un importante nexo de unión entre Burgos y Vitoria, por el que se ven beneficiados 16.000 vehículos cada día que abonaban en torno a los 13 euros desde hace más de 40 años. Ahora se prevé que la cantidad de vehículos aumente hasta los 21.000.

 

AP-4 (tramo entre Sevilla y Cádiz)

 

Habrá que esperar hasta el 1 de enero de 2020 para que la segunda de las autovías cuya concesión vaya a caducar no se renueve finalmente. Se trata del tramo de la AP-4 que une la capital andaluza con Cádiz, a la altura de la población sevillana de Las Cabezas de San Juan.

 

Esta autovía, de 98 km de distancia, está considerada de las más amortizadas de Europa. Con una antigüedad de casi medio siglo, cada día ve pasar a más de 20.000 vehículos que pagan un precio que este mismo año se ha incrementado hasta los 7,45 euros.

 

AP-7 (tramo entre Tarragona y Valencia)

 

Desde principios de los años 70 quedó en manos de Abertis (al igual que la AP-1 y AP-4), la concesión de este tramo de autovía de 373 kilómetros, cuya longevidad ha sido fruto de reclamaciones de sus usuarios, que ya la vieron prorrogada a finales del siglo pasado y cuya continuidad aún se debatía.

 

Finalmente, el actual ejecutivo ha confirmado que una vez terminen las actuales obligaciones contractuales el 31 de diciembre de este año, la autovía pasará a ser gratuita.

 

AP-7 (tramo entre Zaragoza y Mediterráneo)

 

Aún tendrán que pasar dos años para que el siguiente bloque de renovaciones de concesiones caduque y se puedan seguir liberalizando autovías. Concretamente quedarán liberalizadas tres carreteras más en torno a septiembre de 2021. La primera de ellas el tramo que une Zaragoza con la costa mediterránea, a la altura de Villafranca del Penedés.

 

Este tramo enlazará desde la capital aragonesa con lo que será ya otra autovía liberalizada, por lo que se podrá realizar el trayecto Zaragoza – Valencia sin ningún tipo de desembolso.

 

AP-2 (tramo entre Tarragona y La Junquera)

 

La segunda autovía liberada en esta segunda tanda de eliminación de peajes es otro de los ramales de la autovía mediterránea, en concreto el brazo que une la costa de Tarragona con la frontera francesa, a la altura de La Junquera.

 

Este hecho convierte a esta liberalización en una de las más importantes para el transporte de mercancías por Europa, ya que une el corredor mediterráneo con Francia, quedando únicamente los túneles del Cadí como paso fronterizo de pago por parte del territorio español.

 

AP-7 (tramo entre Montmeló y El Papiol)

 

La última de las autovías cuya liberación se prevé firme en estos próximos años es la que une las localidades barcelonesas de Montmeló y El Papiol. En torno a esta misma, se está debatiendo la liberación para la misma fecha de otros dos peajes que conforman el perímetro de entrada a la ciudad de Barcelona, que aún no se puede confirmar al estar su concesión con Abertis condicionada por la Generalitat de Cataluña.

 

Se trataría de los peajes situados en la C-32 (Maresme) y C-33 (Mollet del Vallès).  Con estos tramos inoperativos, la entrada a Barcelona sólo sería de pago a la altura de los túneles de Vallvidrera.